Payasa de hospital desde 2003

Muchas veces me pregunto si tiene sentido dedicarse al teatro, si realmente tantas horas de tu vida puesta al servicio de cómo hacer mejor y mejor una tontería, o un gesto, o un contratiempo cómico, tiene razón de ser. En los escenarios es menos evidente contestar esa pregunta, pero en el hospital la payasa honra el sentido del arte y hace palpable su función.
 Ser payasa de hospital tiene sentido.

Post a Comment